Logra un control efectivo en la Trazabilidad de tus productos.

Logra una trazabilidad en tus productos

Lograr un control efectivo de Trazabilidad de los productos de las industrias como: farmacéutica, química y alimenticia no es una tarea sencilla. Existen diversas normativas a nivel mundial que regulan las practicas de trazabilidad e incluso en cada país o región pueden exigir distintos requerimientos para dar por valido su cumplimiento.

Lo primero que debemos tener claro es saber que es la trazabilidad. Dando una búsqueda sobre su definición encontré lo que nos propone el Comité de Seguridad Alimentaria de AECOC (Asociación de Fabricantes y Distribuidores) en España y que me resulta concreta y clara:

“Se entiende trazabilidad como el conjunto de aquellos procedimientos preestablecidos y autosuficientes que permiten conocer el histórico, la ubicación y la trayectoria de un producto o lote de productos a lo largo de la cadena de suministros en un momento dado, a través de unas herramientas determinadas.”

Si queremos resumir la definición aún más, hago mi propuesta de definición de trazabilidad: contar con los registros que permitan conocer toda interacción componentes, ubicación, manipulación de un producto.

Ahora que tenemos más claro qué es, vamos a segmentarl para entenderla mejor y ver a lo que nos estamos enfrentando. Tenemos dos tipos de trazabilidad:

  1. Trazabilidad interna. Son los pasos que sigue un producto por todos los procesos dentro de una compañía. Por ejemplo, conocer que materias primas lo conforman, que maquinas o equipos se utilizaron para su procesamiento, que personas han intervenido e incluso las condiciones en que fue fabricado o manipulado (humedad, temperatura, presión, etc.) Deben considerarse todos los elementos que pueden alterar el producto, así como a consumidor final.
  2. Trazabilidad externa. Una vez que el producto sale de su lugar de original de fabricación se deben registrar los factores que fueron destinados en toda la cadena de suministro: ubicación, temperatura, rutas de traslado, manipulación por personas, empaques y embalajes por poner algunos ejemplos.

Una vez que desmenuzamos la trazabilidad nos damos cuenta de que el control preciso de los registros es parte fundamental para garantizarla. Aquí es donde la tecnología se vuelve una herramienta imprescindible para las empresas, teniendo en cuenta que sus productos deban contar con control de trazabilidad.

Hoy en día todavía existen empresas en México que llevan controles de trazabilidad manuales o en lo que se llaman islas de información separadas. Pongo un ejemplo para ser más claro, hoy hay compañías que utilizan un sistema informático para llevar su facturación, otro sistema para controlar la fabricación y un control por hojas de calculo para controlar la trazabilidad. Aunque es posible operar de esa manera, esta forma de trabajar aislada puede provocar errores en los registros por factores humanos o incluso perdida de información.

Para tener una trazabilidad efectiva, es necesario contar con una estructura sólida y clara, con efectiva correlación entre todos los datos de producto y en general con los procesos de la compañía que apoya a la reducción de costos e incluso posibles riesgos de multas, demandas o perdidas de clientes por no llevar un control preciso.

La Industria 4.0 exige el manejo de altos volúmenes de datos y organizados de forma precisa y siempre disponibles de cualquier lugar. En mi opinión hoy es el mejor momento para que las industrias alimenticias, químicas y farmacéuticas lleven un control en su trazabilidad gracias a la  accesibilidad de todas las herramientas tecnológicas que apoyan el control de sus procesos productivos y logísticos.

¿Por qué Tesselar es tu mejor opción?

Somos expertos en trazabilidad y procesos industriales, te brindamos una consultoría personalizada. Acércate a nosotros y solicita más información sobre nuestras diferentes soluciones o solicita una demo.

 Por: Carlos Martínez

 


Post Relacionados

Déjanos un comentario